Soy diegobarrazas

Qué aprendí de lanzar mi Podcast (DEMENTES)

Qué aprendí de lanzar mi Podcast (DEMENTES)

Tengo la tendencia de esperar a que las cosas sean perfectas para publicarlas. No importa si es un artículo, un producto, o una iniciativa nueva, siempre me pasa lo mismo. Hace 3 semanas por fin confirmé que no vale la pena esperar tanto pues es  justo cuando empiezas, cuando decides darle "play" a los proyectos, que empiezan a pasar cosas chingonas. 

Hace 3 semanas le di "play" a mi Podcast DEMENTES, pasó casi un año desde desde que surgió la idea hasta que decidí lanzarlo a pesar de que llevaba 6 meses con los primeros 5 episodios listos. No me animaba a subirlo porque no llenaba mis expectativas al 100% (cosa que es normal, uno siempre es su mayor crítico. Bueno excepto esos casos en donde te sientes tan chingon que vas a audicionar a American Idol porque tu mamá dice que cantas padre cuando en realidad cantas de la cola).

 Pero bueno, el punto es que no me animaba y no me animaba y no me animaba, pulía detallitos, luego los volvía a cambiar, colores del logo, nombre, página etc. Hasta que dije chinguesumadre es ahora o nunca. Y lo lancé.

Sentía ese nerviesito en el estómago, como cuando estás jugando escondidas y te están buscando, y comoque te quieres reir pero a la vez tienes nervio y sientes que quieres ir al baño o como cuando te paras en la barrera de un tiro libre en fútbol pero ya no estás en primaria entonces sabes que si se vale cañón y nomás te haces duro para aguantar el trancazo y nada, no pasó nada. Nunca llegó el trancazo. Al contrario,  en la primer hora de haberlo lanzado más de 100 personas le habían dado "like" a la página, en la noche de ese día ya iban en casi 300 likes en la página y ese mismo fin de semana pasé de 0 a 600 descargas del podcast. Hoy, a 21 días de haberlo lanzado van 1,762 descargas.

Yo sé que comparado con otros podcasts este número de descargas no es absolutamente nada. Sin embargo, cuando lo lance, escribí en un pizarrón la meta que tenía con DEMENTES: Llegar a 500 descargas del podcast para Junio de este año. (Estamos a 20 de febrero, por si le andan batallando al calendario). 

Hubo muchos conocidos y amigos que lo compartieron (más de los que esperaba, ya ves como los mejores amigos casi siempre te tiran al león por loco), pero lo que más me sorprendió es que hubo gente con la que tenía años sin hablar que le dio "like" a la página o que lo compartió, incluso que al compartirlo pusieron comentarios bastante alentadores. Además de los comentarios y recomendaciones, a 21 días de haber lanzado DEMENTES, ya me cayeron propuestas de colaboración (que estoy evaluando).  Y pensé "no mames, por qué me esperé tanto". 

Sigo sin llenar mis expectativas. Estoy más que consiente de que los episodios están llenos de cagazones, inconsistencias y mala, malísima dicción de mi parte. (Justo hoy lancé un episodio completamente en inglés, ya se imaginarán el desastre) pero estoy aprendiendo que la gente no te va linchar por eso, la gente (que vale la pena) entiende y aprecia que las cosas vayan mejorando y están dispuestas a darte retroalimentación (que tanto necesito) y ahora después de sacarlo (sin albur), tengo mucho más claro qué cosas debo mejorar para siguientes episodios. ¡Empezando por mi dicción y mi inglés! 

Se han de estar preguntando, y ¿a qué quiere llegar con todo este rollo? Pues bueno, tengo mucho tiempo queriendo hacer un blog y escribir de forma constante. Y, en vista de lo aprendido en mi última experiencia, no me voy a esperar a que esté perfecto ni voy a tratar de darle gusto a alguien. Con esta publicación doy inicio a mi blog y voy a estar tratando de subir un post por día, como ejercicio de reflexión y para poco a poco ir desarrollando la habilidad de traducir mis ideas a palabras que cualquiera pueda entender. A veces ni yo me entiendo. 

Fin. (Aquí se me acabaron las ganas de seguir escribiendo) 

P.D. Tomen este mensaje como quieran tomarlo. No pretendo decirles qué hacer. (Aunque acabo de hacerlo al decirles que tomen este mensaje como quieran tomarlo). 

 

3 años: Aprendí a Valorar la Crítica

3 años: Aprendí a Valorar la Crítica